logo logo

SELFE

Escrito Mon 21 Nov 2016

Selfie será seguramente una de las palabras más pronunciadas durante cualquier evento importante para cada uno de nosotros. En cualquier reunión, encuentro, viaje…hoy en día todo el mundo sabe lo que significa y lo que es un selfie stick.

Selfie, así se titula la muestra que  podremos disfrutar hasta el 12 de diciembre  en la escuela de San Alejandro por el Noviembre fotográfico de La Habana. Inaugurada el pasado día 11 recoge una buena selección de participantes: Du, Titina Style, Daniela del riego, Carlos Karakadze, Osy Milian, Lianet Martinez, Monica Molinet, Ricardo Miguel Hernández, Lázaro Saavedra Nande, Khadis de la Rosa, Jorge Godoy, Abel Eduardo, Yomer Montejo, Alfredo Sarabia, Brian Canelles, Gabriel Fabelo, Claudia Corral, Yuri Obregón Yoanny Aldaya, Annie Gil Cruz y Pablo Bordón.

Esta exposición nos habla sobre la consagración del yo, el afán constante de perpetuarse, sea algo cercano al narcisismo o al hedonismo, algo empujado por la tecnología, con los teléfonos móviles siempre en el bolsillo. Para muchos es simplemente algo documental, para otros, una herramienta de trabajo o también puede ser un instrumento para los que no son extrovertidos, y siendo algo más que uno mismo, además de dar la posibilidad de que los demás, los espectadores le saquen todavía más jugo, más historias y más interpretaciones.  En esta ocasión, como en muchas otras, la fotografías una herramienta que desencadenará en otra técnica, mixta o manipulándola, siendo siempre el autor el protagonista de lo que se cuenta, mostrando diferentes tipos de comunicación con el espectador. Nos encontramos con una buena selección de artistas, que por supuesto no nos muestran su selfie como una acción turística, sino con la intención de obra de arte, comprometiéndose, tal y como dice Virginia Alberdi en sus palabras de la presentación, con la condición estética de conlleva. De hecho salta a la vista cuanto son dispares sus resultados. 



Comentaba con Daniela del Riego, curadora junto con Isabel Mª Pérez y quien me invitó al evento, que la sala se ve sorprendentemente impecable, pues por suerte la habían reparado, tanto la iluminación como el espacio en sí y a pesar de no ser de grandes dimensiones, sería de envidiar por otras galerías de La Habana. ¡Enhorabuena Daniela!, a por la próxima.

Galería de Imágenes