logo logo

Sitio en Construcción

Escrito Sat 06 Jul 2019

Sitio en Construcción

(La Nave Galería de Arte)

Once artistas, entre ellos un grupo de estudiantes de serigrafía del último año de la Academia San Alejandro fueron invitados a participar en elproyecto ideado por Moisés Finalé como parte de las muestras colaterales a la XIII edición de la Bienal de La Habana. Sitio en construcción, se presentó como una iniciativa de corte colaborativo que buscó privilegiar el trabajo en equipo y el intercambio de ideas. Más que presentar obras terminadas, el interés fue convertir la galería en un espacio taller abierto al público, en el cual los visitantes pudieran ser testigos del proceso creativo a la vez que interactuar con los artistas. Ocho lienzos de uno por dos metros previamente preparados por Finalé fueron el pie forzado, el resto quedó presto al azar y el talento de los invitados. Lucía se contó como la única fémina entre los artistas ya graduados.

El primer reto que plantó la creación de su obradentro de esta exhibición fue el hecho de que las bases de la pieza estaban condicionadas por la impronta de Finalé sobre el cuadro. Un conjunto de pequeñas figurillas antropomorfas y varios sacos de yute unidos por gruesas costuras fueron los elementos con los cuales debió lidiar. Logar integrarlos de forma armónica dentro de su creación fue el primer desafío.

Parte de la idea de Finalé con este proyecto fue además impeler a los invitados a evitar la pintura tradicional y obligarlos, en el mejor sentido de la palabra, a explorar técnicas y materiales que no son comunes a sus trabajos individuales. Sin embargo, la experimentación con nuevos materiales no nace de la improvisación en la obra de Lucía, como tampoco lo hace el trabajo con el textil, la madera o las fibras naturales como el yute. Su obsesión por explorar y explotar las potencialidades expresivas del material tiene una larga data, se remonta a sus años de estudiante en la Universidad Politécnica de Valencia y a su larga carrera como restauradora. Esta formación supone un privilegio a la hora de enfrentar un proyecto como el propuesto por Finalé, pues la restauración implica insertarse en el pensamiento y el modus operandi de un creador “otro”. De ahí que su propuesta lograra una simbiosis absoluta con el lenguaje de este maestro de la plástica cubana sin perder su sello identitario, aquel que te hace reconocer, por la delicadeza y minuciosidad con la que es pensado cada detalle, el toque peculiar que esta creadora pone en cada una de sus piezas.

Galería de Imágenes